ZUMOS VERDES, EL TRENDING TOPIC DE LA NUTRICIÓN

 

shutterstock_566118058

La comida rápida, el estrés, la rutina diaria y muchos otros factores, llenan nuestro cuerpo de toxinas que lo acidifican y envejecen, lo que genera una toxicidad extra en nuestro cuerpo que los órganos encargados de depurar no pueden eliminar. En muchos casos, nuestras defensas están al límite. Una manera de contrarrestar estos efectos negativos, es a través de nuestra alimentación. Las frutas y verduras, son una fuente inagotable de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra…

Sin embargo, ¿qué son los zumos verdes? Son zumos hechos con vegetales de hoja verde (espinacas, lechuga, berros, col rizada, hojas de mostaza, rúcula, acelgas, perejil…) y un toque de dulzura procedente de la fruta. Este elixir sencillo, natural y delicioso viene cargado de nutrientes fácilmente absorbibles por el organismo, de sustancias que ayudan a procesar las grasas, y de vitaminas, minerales, enzimas y fitonutrientes que protegen y fortalecen el cuerpo. Cuando tomamos zumos verdes, ofrecemos a nuestro cuerpo una mezcla equilibrada de frutas y verduras que sería difícil de tomar en un sólo día. Nuestros zumos prensados en frío, por ejemplo, contienen más de 1,5kg en cada botella. Además, gracias a nuestro proceso de prensado en frío, se mantienen todos los nutrientes intactos hasta 4 días después de ser exprimidos.

¿Cuándo me los tomo?

Lo ideal es beber un zumo verde a primera hora de la mañana, como complemento del desayuno. También puedes tomarlo a media mañana o como primer plato en las comidas y cenas. Si haces deporte, puedes probar a tomarlo antes de hacer ejercicio o después para reponer fuerzas.

¿Cuáles son los beneficios?

  1. Cóctel de vitaminas y minerales. ¿Cuántas veces hemos oído que “cinco al día” es la recomendación de frutas y verduras para cubrir las necesidades de micronutrientes del organismo? Sin embargo, de hecho, pocas personas toman esta cantidad. Los vegetales de hoja verde son unos de los alimentos naturales con más densidad nutricional del planeta; eso quiere decir que con un simple zumo verde al día podemos llegar a alcanzar los niveles de micronutrientes recomendados por la ADA (American Dietetics Association) y la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética). Pese a la gran aportación de los zumos verdes, visiter le site web du posteur no debemos excluir los vegetales del resto de las comidas, sino lo contrario.
  2. Efecto basificante. La sangre tiene un pH natural de 7,35 -7,45, ligeramente alcalino, ya que 7 es un estado neutro. En su libro The pH Miracle, el doctor Robert Young dice “el nivel de pH de los fluidos del cuerpo afecta cada una de las células. Para completar los procesos metabólicos, el cuerpo necesita un ambiente alcalino. Un estado de acidificación constante daña los tejidos del cuerpo e interrumpe toda actividad y función celular, desde el latido del corazón hasta la actividad neuronal del cerebro. En otras palabras, un estado ácido es la raíz de todas las enfermedades.” Los vegetales y frutas maduras son los únicos alimentos naturales que tienen un efecto claramente basificante sobre el cuerpo; por eso es tan importante que estén presentes cada día en la dieta.
  3. Oxigenación de la sangre. Los vegetales de hoja verde son muy ricos en clorofila, el pigmento vegetal que les da el color verde. A principios del siglo XX, el doctor Richard Wilsstatter, químico alemán, descubrió que la estructura molecular de la clorofila y la hemoglobina –la proteína encargada de transportar el oxígeno de la sangre a todas las células del cuerpo– eran casi idénticas. Esta semejanza hace que, cuando ingerimos clorofila, se convierta rápidamente en hemoglobina y, consecuentemente, aumente la capacidad de oxigenación de la sangre. El oxígeno es el elemento más importante para mantener las células vivas y en funcionamiento.
  4. Regulación del tránsito intestinal.  Son un buen aliado cuando hay tendencia al estreñimiento. Si tienes el vientre hinchado o sufres de colon irritable, lograrás más regularidad.
  5. Retraso del envejecimiento. Los zumos verdes son una gran fuente de antioxidantes. La función principal de los antioxidantes es combatir los radicales libres, que son moléculas que dañan las células del cuerpo y aceleran el proceso de envejecimiento. Los radicales libres son residuos naturales de los procesos metabólicos del organismo, pero también pueden venir de factores externos como la contaminación, el tabaco, los alimentos ardidos y los fritos. Seguir un estilo de vida saludable e incrementar el consumo de vegetales y zumos verdes se verá reflejado en una piel más brillante, tonificado y joven.
  6. Chute de energía. ¿Os levantáis cada mañana con la necesidad urgente de tomar una buena taza de café para poder “funcionar”? Toma un buen zumo verde y verás cómo se te abren los ojos de golpe. Como es líquido, el cuerpo no debe hacer ningún proceso de digestión; es decir, todos los nutrientes del zumo pasan directamente a la sangre y proporcionan una sensación revitalizante y de energía momentánea y sensacional.

¿Qué zumos verdes elijo?

Si te da pereza hacértelos en casa y decides comprarlos embotellados, debes de tener en cuenta varios factores. Los zumos y sus ingredientes deben tener la menor manipulación posible y ser libre de conservantes, aditivos o azúcares añadidos. En Fit Food, tenemos una gran variedad de zumos verdes, disponibles a diario en cualquiera de nuestras tiendas de Madrid o en nuestra tienda online.